• Cels. (314) 779 4853 - (313) 506 4547 - (314) 571 2587

¿Cómo celebrar una navidad ecológica?

¿Cómo celebrar una navidad ecológica?

Celebrar una navidad ecológica con recursos alternativos para evitar el grave impacto al medio ambiente que se causa en estas fiestas.

Es la propuesta que hace Giovanni Larriva, experto en temas de medio ambiente, salud y seguridad ocupacional.

Indica que el alza de los precios ha demostrado que el gasto de los hogares cuencanos (ECUADOR) durante esta Navidad supondrá un incremento mayor que el año pasado, con una media de 500 dólares y 600 dólares, muy por encima de los 300 dólares del promedio ecuatoriano.

Despilfarros nocivos

De las consecuencias medio ambientales y sociales negativas derivadas de este despilfarro de recursos, los consumidores pueden asumir actitudes más ecológicas y exigir a los responsables institucionales a hacer lo propio.

Las comidas y cenas navideñas no sólo pasan factura a nuestros bolsillos y estómagos.

“En estas fechas se genera dos kilos de basura al día, de la cual la mitad son envoltorios y embalajes”, asegura.

Asimismo, invita a mirar el grave impacto ambiental producido por el consumo insostenible de algunos alimentos, que produce la destrucción de ecosistemas frágiles y la idea es cambiar por una navidad ecológica”.

El consumo eléctrico aumenta considerablemente en estas fechas, especialmente por el alumbrado navideño de las calles.

Anota que la producción de electricidad que no proviene de las centrales hidroeléctricas produce contaminación y contribuye al cambio climático.

Ahorro energético

En la mayoría de los hogares cuencanos todavía no se utiliza focos ahorradores y eso supone por lo tanto un incremento en el consumo de energía eléctrica.

Pero a juicio de Larriva, “utilizar focos de bajo consumo no debe ser una excusa para instalar más luces, ya que eso no implica ahorro, sino un gasto ilógico de energía”.

Frente a este gasto energético, recomienda reducir a 15 días el alumbrado navideño especialmente el de las calles, limitar a 3 horas y media su encendido y a 7 los festivos, emplear hilos luminosos más eficientes. Vamos que con estas consideraciones es posible pasar una linda navidad ecológica.

Tres erres

La política ecológica de las tres erres (Reducir, Reutilizar, Reciclar) es una manera de contribuir a la conservación del medio ambiente en Navidad.

A la hora de hacer las compras, es aconsejable llevar bolsas reutilizables de casa, rechazando las bolsas de plástico de los comercios o la espuma flex, que actualmente no se recupera ni recicla.

Los estudios demuestran que 40% del total del plástico que se produce se destina a envases, y recomiendan comprar productos con envases retornabas. ¿Te parece que es sostenible para una navidad ecológica?.

¿Cómo colaborar?

Tras abrir los regalos, el papel se puede guardar para envolver otros regalos más adelante.

Otra alternativa práctica y ecológica es presentar los regalos en cajas que más adelante puedan reutilizarse.

Las tarjetas navideñas, también se pueden reutilizar y guardar para otros años, o incluso cambiarlas por postales virtuales, teniendo en cuenta que cada vez más gente utiliza Internet.

Otra opción es crear un árbol de Navidad a partir de envases reciclables.

Por su parte, los árboles artificiales, aunque pueden utilizarse más años, son en su mayoría de plástico, y conllevan el uso de recursos limitados no renovables y su transformación comporta procesos químicos, gasto de energía y generación de residuos.

En cuanto al musgo, aunque no hay un control estricto, no debe utilizarse para adornar nacimientos, ya que contribuye a la formación y conservación de los suelos y a la germinación de semillas.

Como elementos decorativos alternativos y ecológicos se pueden utilizar piñas, ramas y hojas seca; hacer manualidades con papel de periódicos o revistas; o incluso hacer el nacimiento con materiales reciclables, como por ejemplo cáscaras de huevo previamente vaciadas y decoradas, sugiere.

Regalos “verdes” y originales

La variedad y en muchas ocasiones la originalidad de los productos ecológicos les convierte en una buena alternativa para los consumidores concienciados con el medio ambiente.

El 75% de los juguetes que se venden cada año son de plástico y luego su disposición final es lo que contamina el medio ambiente.

Los juguetes ecológicos, además de su respeto al medio ambiente, educan y fomentan valores positivos en los niños.

Las pilas, cada vez más utilizadas en los juguetes convencionales, son una importante fuente de contaminación.

Las colonias y perfumes convencionales son elaborados de manera sintética, por lo que los amantes de las fragancias podrán encontrar una alternativa ecológica en los productos creados a partir de esencias naturales.

Así nos vamos encaminando a una navidad ecológica y eso es bueno, pero depende de usted.

Bicicletas, libros…Otras ideas ecológicas para regalar pueden ser también una bicicleta, para evitar el uso del carro; libros y películas de contenido ecológico, como el reciente documental de Al Gore “Una Verdad Incómoda”; La típica canasta navideña, puede elaborarse a partir de productos ecológicos y solidarios.

En este sentido, las posibilidades también pueden ser muy diversas, originales y selectas incluso para los gustos más exigentes.

Tomado de: Natura

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp